Como en Butarque

Al Sporting solo le vale ganar al Granada para seguir esperanzado con la permanencia. Un Molinón a reventar confía en que los suyos no les fallen

Golaverage.com - Como en Butarque -

Sergio Álvarez, Vesga y Cases atentos a un avance de Isma López en un entrenamiento en Mareo./ ANDREA FERNÁNDEZ

  • Abre en nueva ventana: Bnfit Previa/Crónica

Rubén Díaz Méndez

18/03/2017

• 14:30

Si el Sporting quiere poder echar cuentas sobre la permanencia con dosis de realismo está obligado a ganar al Granada este domingo 18:30 en El Molinón. Todo lo demás será construir castillos de naipes en el aire. Para avivar de verdad la llama de la ilusión, la única fórmula pasa porque Rubi pueda sonreír ampliamente al final del encuentro a modo de celebración de sus primeros tres puntos como técnico rojiblanco en el municipal gijonés. El técnico catalán, al igual que su homólogo Lucas Alcaraz, no ha tratado de vestir a la mona de seda. Sabe perfectamente que derrotar al Granada es sinónimo de que su equipo siga vivo en la lucha por mantener la categoría y que además se traducirá seguro en recortar algo de terreno con la salvación al enfrentarse en Butarque el Leganés y el Málaga.

Los futbolistas gijoneses son conscientes de que al igual que les sucedió en el desplazamiento al sur de Madrid para medirse al conjunto pepinero, este domingo afrontarán otro partido con la obligación de vencer sí o sí. Una final para poder seguir disputando otras finales. Esa es la agónica realidad en la que se ha metido de lleno el Sporting a falta aún de once jornadas por deméritos propios. Rubi y los suyos deben mirar hacia su interior y sacar lo mejor de sí mismos para no fallar. Minimizar los errores no forzados será capital para no dar balas a un Granada que si es el peor visitante de la categoría por algo será. Lo prueba que solo ha sumado tres puntos, que no ha sido capaz de vencer lejos del Nuevo Los Cármenes y que es el equipo que más goles ha recibido a domicilio, cuarenta y uno, y junto al Leganés el segundo que menos ha marcado, diez.

El Sporting deberá tener la paciencia suficiente para no enmarañarse entre la poblada defensa que suele proponer Lucas Alcaraz. Una tarea que no será sencilla para un bloque como el rojiblanco al que le cuesta un mundo materializar las ocasiones que genera. Teniendo en frente a tres centrales que por momentos pueden llegar a ser cuatro porque se incrusta un pivote y a dos laterales, los futbolistas de Rubi deben tener los conceptos de los movimientos ofensivos a ejecutar muy claros para no ofuscarse y caer en un atasco. Las decisiones que tomen en el último tercio del campo deben conseguir sembrar dudas a un Granada al que El Molinón, lleno hasta la bandera, debe someter a una presión ambiental asfixiante para ayudar a los suyos a sumar los tres puntos.

Pese a que Rubi repita siempre que tiene ocasión que el nivel de sus futbolistas es muy parejo, lo cierto es que deberá afrontar este trascendental choque con tres ausencias de peso. Cuéllar cumplirá sanción tras ver su quinta amarilla en Mestalla, lo mismo que Duje Cop, que no pudo regresar con mejor tarjeta de presentación a la titularidad y Fernando Amorebieta que no ha podido restablecerse a tiempo de una contusión costal. Está por ver si Moi Gómez se recuperará plenamente del golpe que recibió en su tobillo derecho como para que el técnico catalán le devuelva al once inicial. El alicantino sí está entre los veinte futbolistas, todos los disponibles menos Afif, que han sido convocados para este domingo.

Los sustitutos de Cuéllar y Amorebieta están más que decididos. Serán Diego Mariño y Babin. Pero el delantero centro que suplirá al internacional croata y el interior que ocupará la plaza de Moi Gómez si no es titular no están ni mucho menos tan claros. Lacina Traoré fue un fijo hasta Mestalla y todo podría parece indicar que le saca un cuerpo de ventaja a Carlos Castro para ocupar la punta de lanza. Sin embargo, el ujense podría amoldarse mejor a los movimientos que Rubi quiere ejecutar en ataque para poder desestabilizar a la defensa del Granada. Junto a Vesga y Sergio Álvarez podría tener cabida en el centro del campo otra novedad. De no estar Moi Gómez en condiciones físicas óptimas para ser titular, el técnico catalán maneja la variable de Víctor Rodríguez. Un futbolista liviano pero con un buen uno contra uno en conducción para encontrar espacios por donde buscar hacer daño a los centrales andaluces.

Una alineación del Sporting podría ser la formada por Mariño; Douglas, Babin, Meré, Canella; Vesga, Víctor Rodríguez, Sergio Álvarez; Carmona, Castro y Burgui. En el banquillo, a falta de conocer los dos descartes, esperarían su oportunidad Whalley, Lora, Lillo, Echiéjilé, Isma López, Xavi Torres, Moi Gómez, Ndi y Traoré.

El Granada no ha titubeado un instante a la hora de calificar como final el partido contra el Sporting. Lucas Alcaraz, técnico de los andaluces, opina que es uno de esos encuentros que muestra a las claras de qué pasta están hechos los futbolistas. Al igual que el Sporting cuenta con bajas importantísimas que teóricamente tendrían que menoscabar su potencial deportivo. Por sanción no estará Wakaso, auténtica referencia en el centro del campo y por lesión se han quedado fuera de la citación de veinte jugadores Adrián Ramos, estilete ofensivo indiscutible de los nazaríes, y Héctor, el lateral izquierdo titular. Un once inicial podría ser el integrado por Ochoa; Foulquier, Ingason, Saunier, Silva ,Tabanou; Samper, Agbo; Carcela, Kravets y Pereira.