Javier Fernández vela por su gran negocio

No venderá el Sporting hasta que en diciembre prescriba la responsabilidad patrimonial de su familia y logre cerrar con el Ayuntamiento la recompra de Mareo

Golaverage.com - Javier Fernández vela por su gran negocio -

Javier Fernández repasando unos papeles durante la última junta de accionistas del Sporting./ ANDREA FERNÁNDEZ

Rubén Díaz Méndez

15/05/2017

• 15:15

El sector más crítico de la afición sportinguista con la gestión de la familia Fernández y todos aquellos que se suben al carro cuando los resultados deportivos no acompañan, que son muchos, braman exigiendo que Javier Fernández venda el Sporting de una vez y que se vaya o incluso que entregue las acciones. Nada más lejos de la cruda realidad. El hombre fuerte de la SAD e hijo de José Fernández, desde que el Sporting de los Récords de Abelardo salvó a una institución agonizante de los avernos del fútbol no profesional, tiene una hoja de ruta perfectamente trazada para hacer un negocio redondo con el Sporting y ninguna manifestación o protesta, por muy reiterada que sea, le va a desviar de su camino.

Dos son las claves, muy sencillas de entender por cierto, de por qué Javier Fernández no se planteará venta alguna del Sporting, su herencia personal a fin de cuentas, antes del 2018. La primera es que el 30 de diciembre tocará a su fin la responsabilidad patrimonial de su familia en relación con la SAD gijonesa. Una vez que se haga efectivo el pago de los algo menos de siete millones de euros a los que asciende la deuda concursal subordinada que resta por abonarse mayoritariamente a Hacienda, no existirá riesgo alguno para los Fernández y sus bienes. Porque el concurso de acreedores habrá tocado a su fin.

La segunda es la recompra de Mareo. Javier Fernández quiere recuperar la propiedad de la Escuela de Fútbol porque volver a poseer ese activo incrementará notablemente el importe de la venta futura del Sporting. Esos terrenos por mucho que ahora tengan la calificación de uso deportivo son oro molido para un futuro en caso de calificarlos como urbanizables. Este mismo mes o a más tardar el que viene, el presidente rojiblanco y su consejo de administración mantendrán una reunión con el Ayuntamiento en la que empezarán a esbozar la negociación para la recompra de Mareo además del nuevo convenio. En su día Juan Arango cerró con Paz Fernández Felgoroso la recompra en unos doce millones de euros, pero Javier Fernández está convencido de que podrá lograrla por unos ocho o nueve. Mientras Mareo no vuelva a ser propiedad del Sporting, es decir, de los Fernández, no habrá venta posible.

Con unas cuentas saneadas, el concurso finiquitado y Mareo en su poder, entonces sí será el momento de sentarse a escuchar ofertas para como le gusta decir pomposamente dejar el Sporting en buenas manos. Es la jugada maestra para sacar la máxima rentabilidad a su herencia. Javier Fernández no va a renunciar por nada del mundo a solucionar su vida y la de más de una generación de su familia. Lo tiene en su mano y nadie se lo va a impedir.