Álvaro y Cris Montes recalan en el Langreo

Los atacantes rojiblancos llegan cedidos a Ganzábal y tratarán de cuajar un gran año en uno de los favoritos para luchar por el ascenso

Golaverage.com - Álvaro y Cris Montes recalan en el Langreo -

Álvaro y Cris Montes en dos entrenamientos del Sporting B./ ANDREA FERNÁNDEZ

Andrea Fernández

13/07/2017

• 16:30

A la espera de concretar quién capitaneará desde el banquillo al Sporting B y de perfilar las posibles incorporaciones, continúan los movimientos de salida en el filial rojiblanco. Tras Rubén Sánchez, que finalizó su vinculación con el cuadro gijonés y jugará la próxima campaña en el Granada B de Segunda B, los dos siguientes futbolistas en salir han sido Álvaro García y Cris Montes, en su caso, con un billete de ida y vuelta a la disciplina sportinguista. El delantero llanisco y el extremo canario llegan cedidos al Unión Popular de Langreo, donde buscarán hacerse un hueco y ser jugadores importantes en un proyecto que vuelve a tener como gran meta el ascenso a Segunda División B.

Cris Montes quiere volver a dejar patente su talento y desborde por la banda después de una temporada marcada por la falta de minutos. Completó la primera mitad del curso en el Sporting B, donde tuvo más protagonismo en la Copa Federación (ocho partidos, 465 minutos y dos asistencias), que en la competición liguera, donde sólo participó en cinco encuentros y sumó 221 minutos. Ante la falta de participación, salió cedido en el mercado invernal con destino al Lealtad de Segunda División B, aunque su situación no mejoró. Con el equipo maliayo disputó siete encuentros, únicamente uno de ellos desde el inicio, y acumuló 141 minutos. Recuperar de nuevo el protagonismo y ser el futbolista desbordante que debutó con el Sporting B en la división de bronce durante el curso 14-15 será a buen seguro una de las metas de Cris Montes esta temporada.

Más importancia tuvo Álvaro García en el Sporting B, aportando más de un granito de arena a la consecución del ascenso a Segunda B. El delantero llanisco, pichichi de la Copa Federación con el filial gijonés gracias a sus cinco dianas, comenzó teniendo un rol secundario dada la competencia existente tanto en la banda como en la punta del ataque, aunque pasó a asumir un papel más protagonista en la segunda vuelta. Ante la ausencia por lesión de Isma Cerro, Álvaro aprovechó sus minutos, comenzó a tener más oportunidades como titular y contribuyó con goles y asistencias a las victorias sportinguistas. En la competición regular participó en veintitrés partidos, once de ellos como titular, sumó 1.066 minutos, marcó ocho goles, siendo el cuarto máximo goleador junto con Jaime, y dio siete asistencias que le convierten en el tercer máximo asistente (empatado con Jaime y Rubén).

El ariete llanisco buscará mejorar esas cifras y sumar al proyecto que vuelve a comandar Hernán Pérez desde el banquillo para poder hacerse de nuevo un hueco en el Sporting. Tanto Álvaro como Cris Montes tienen buenos ejemplos en Berto Cayarga, que también jugó cedido en el Langreo y su gran campaña le llevó de nuevo a la disciplina rojiblanca para ser este curso una pieza vital en el filial sportinguista, y Ramón, que finalizada su etapa como juvenil llegó a Ganzábal previo paso a asentarse en el Sporting B.

Cifre también se despide

Juan Cifre tampoco continuará defendiendo los colores del Sporting la próxima campaña, ni portando el brazalete de capitán en el filial sportinguista. El lateral balear concluyó su vinculación con la entidad gijonesa el pasado 30 de junio y este jueves se ha despedido del club a través de las redes sociales. El mallorquín escribe: "Después de dos temporadas toca despedirme del Real Sporting de Gijón. Agradecer a todos los compañeros, cuerpo técnico y empleados del club por su trato y buen compañerismo. Muchas gracias por todo y a luchar para volver a primera que es donde se merece estar. Ahora y siempre PuxaSporting". Aunque una lesión le impidio disfrutar de muchos minutos en su primera campaña en el Sporting B, este curso Cifre ha sido uno de los pilares básicos en el entramado defensivo y una pieza clave en el ascenso a Segunda División B, aportando además dos goles y dos asistencias y siendo un ejemplo de sacrificio, lucha y coraje.