Por la senda de las victorias (3-0)

Segunda victoria consecutiva del “Indus” ante un conservador Ribadedeva, que fue a Santa Cruz con la única intención de no salir derrotado

Golaverage.com - Por la senda de las victorias (3-0) -

Pajín logró este domingo su gol número 15 de la temporada con el Indus./ AROA SESMILO

Manuel Menéndez

16/04/2017

• 16:20

La victoria del Gijón Industrial en esta trigésimo tercera jornada del campeonato, cuando sólo quedan cuatro jornadas por disputar, era muy importante pues significaba dejar aparcada, tras la victoria la semana pasada en El Berrón, la crisis de resultados que tantas jornadas tuvo a los de Viti Amaro sin sumar de tres en tres; significaba también aprovechar del tropiezo de otros conjuntos que pelean por el mismo objetivo y meterse entre los tres primeros para un ascenso directo a la tercera división. Importante victoria, por tanto, del equipo fabril que empieza a ver un poco más despejado el camino hacia la tercera división: Su gran objetivo

El partido de esta mañana ante el Ribadedeva tuvo un guion bien sencillo: Un equipo local dispuesto a llevarse los tres puntos, frente a un visitante que saltó al campo de Santa Cruz con la única misión de no salir derrotado. Con esas premisas se encontró a un Indus con las líneas, asumiendo riesgos, muy adelantadas -buena parte del encuentro se jugó en media cancha-, buscando las bandas para conseguir romper el entramado defensivo de los de Colombres, muy metidos en su campo, con la única idea de defender, sin argumento ofensivo alguno.

Gijón Industrial 3

Ribadedeva 0

Gijón Industrial: Vilches; Santi, Pachi (Nicieza, min. 68), Pelayo (Charly, min.79), Miguel, Hugo, Borreguero, Kike (Raúl, min. 82), Borja (Alberto, min. 73), Jorge y Pajín.

Ribadedeva: Chechu; Félix (Cristian, min. 58), Dani, Chisco, Borbolla, Edu, Juan (Víctor, min 63), Miguel, Isaac (Adrián, min. 77), Ibai, y Jorge.

Goles:
1-0: minuto 42, Pajín (p.).
2-0: minuto 60, Kike.
3-0: minuto 82, Jorge.

Árbitro: Fueyo Cubes. Amonestó al local Borja y a los visitantes Juan, Isaac y Félix.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésimo tercera jornada, Regional Preferente, disputado en el sintético de Santa Cruz en una agradable mañana y con unos 130 aficionados en las gradas.

Un Industrial que sin prisas ni precipitaciones lo intentaba una y otra vez, ora por el flanco derecho, ora por el izquierdo, pero a quien no resultaba sencillo, pese al control total del partido, romper, por la acumulación de hombres, la última línea defensiva de los visitantes.

Fue al filo de la media hora, y a balón parado, como el Industrial pudo perforar, por primera vez, la portería defendida por Chechu, guardameta visitante; un portero, que, al contario del resto de sus compañeros, se mostró, a lo largo del encuentro, nervioso, inseguro e impreciso. Saque de esquina que, desde la derecha, sirve Dani Borreguero, buen balón a la posición de Pachi, quien, sin embargo, no acierta a conectar con la cabeza. Tampoco, pocos minutos después, tuvo fortuna Borja al intentar, ante una nueva mala salida del portero, picarle el esférico pero alejado de los tres palos. Más clara aún lo fue en el treinta y seis, cuando Carlos Pajín se cuela en el interior del área, escorado a la derecha, optando a poner en boca de gol para Borja que se encuentra con la oposición de un defensor, que se le había echado materialmente encima, cuando ya sacaba el disparo.

Tuvo mucha presencia el diez local, Borja, en el ataque de su equipo; ya en los compases iniciales había dado algún susto a la zaga local al robarle un par de balones, y siguió llevando mucho peligro en sus acciones. En el cuarenta y uno nuevo detalle del media punta del Industrial que desde la frontal mete un balón al interior del área para la entrada por la izquierda de su compañero Miguel, derribado por el otro Miguel, el exterior derecho visitante, que el colegiado considera como penalti. Desde los once metros Carlos Pajín, quien tras engañar al guardameta la envía casi por el centro. Había costado, pero el Gijón Industrial conseguía, de esa manera, romper el muro defensivo.

"La victoria que pone a los de Viti Amaro en una magnífica posición en esta recta final del campeonato, sólo les falta redondear la faena".

No aprovecharon actores ni directores el paso por vestuarios para cambiar el guión del encuentro. Un partido en el que el Gijón Industrial continúo plantado de igual modo, con las líneas adelantadas, buscando un segundo gol que les diera la tranquilidad, ante un Ribadedeva que seguía metido en su área. Segundo gol que bien pudo llegar en un remate de cabeza de Carlos Pajín, Miguel se había encargado de ponerla al área, pero el balón acabo siendo repelido por la cepa del palo izquierdo. Hubo que esperar al minuto sesenta de partido para que Borja controlase un balón en el interior del área, antes de ponerla, y Kike, en el primer palo, se adelante a su defensor, la pique y la envíe al fondo de la red.

2-0 en el marcador lo que ponía las cosas muy de cara para el conjunto de Viti Amaro. Una ventaja que trajo la lógica relajación de los locales y permitió alguna llegada del conjunto de Félix Blanco, con la participación, siempre, de Jorge, sin duda su única referencia ofensiva. Lo intentó el ariete visitante en el setenta y dos pero su lanzamiento, desde el interior del área, es sacado, con el pie, por Vilches. Antes el Industrial había sufrido el único revés de este encuentro, contratiempo que vino en forma de lesión, la de su central Pachi que se vio obligado a abandonar el terreno de juego cojeando ostensiblemente por problemas en su rodilla derecha, año aciago del defensor local al que las lesiones no dan tregua.

Un balón colgado al área desde la derecha, y remate de Jorge en el segundo palo, que contó con la involuntaria colaboración del guardameta local, al acabar escapándosele el esférico cuando parecía tenerlo controlado, sirvió para redondear el marcador.

Intentó acortar en el ochenta y siete Jorge pero se volvió a encontrar con el acierto de Vilches al sacarle el remate. Volvió a intentarlo, un minuto más tarde, Ribadedeva un remate desde el interior del área de Cristian, excesivamente cruzado y al que tampoco consigue llegar en el segundo palo Jorge fue la guinda a un encuentro que Gijón Industrial ganó con toda justicia ante un equipo que no ofreció demasiados argumentos en su visita a Santa Cruz.

Una victoria que pone a los de Viti Amaro en una magnífica posición en esta recta final del campeonato, sólo les falta redondear la faena.